Cuando el "Recreativo de Huelva" vistió de azul y blanco a "River Plate".

Publicado por Club decano 1889. Historiadores RCRH
lunes, 8 de diciembre de 2014
Tiene el Recreativo de Huelva el honor de haber vestido a uno de los equipos más grandes del fútbol sudamericado: El River Plate argentino; y por ende de haber entrado en la historia de dicho Club.

El 21 de Agosto de 1975, con motivo de la celebración de una de las ediciones de nuestro trofeo Colombino, llegaba a Huelva el grueso de la expedición Argentina de River para participar en el torneo junto al Sevilla FC, Athletic Club de Bilbao y el Club Ex-Soviético del Dínamo de Tiflis.

River acababa de ganar el trofeo del "Metropolítano" unos días antes, cortando definitivamente la sequía de 18 años sin ver un título oficial y de prestigio en sus vitrinas, así que presentaba grandes credenciales y expectativas para la afición onubense y foránea que se iba a dar cita en el viejo Campo Municipal Colombino.

Así que, como no podía ser de otra forma, el día 23 de Agosto en Huelva se respiraba un ambiente especial, el de las citas importantes, pues no en vano River iba a enfrentarse contra el siempre señero Athletic de Bilbao en la primera de las semifinales del torneo, y las ganas de volver a ver fútbol de élite en Huelva, tras la efímera estancia en primera división del Decano del fútbol español, eran inmensas.

Todo estaba preparado ya en el viejo colombino, que presentaba un aspecto increíble de público: lleno a rebosar: ¡Qué tiempos!. La brisa marina se mezclaba con los últimos estertores de calor de las noches de Agosto en Huelva y en el estadio el olor a los bocadillos de tortilla, pescaito frito y chacina se mezclaba con el olor a césped del viejo estadio; pues era costumbre que los aficionados entraran al estadio bien pretrechados y dispuestos a pasar una velada agradable de buen fútbol. La plaza del estadio estaba llena de gente sentada en las terrazas aledañas y en las calles adyacentes los coches se amontonaban en doble fila...eran sin duda alguna otros tiempos donde del fútbol era romanticismo en estado puro. Fútbol de verdad.

Pero instantes antes del partido el arbitro, el Sr. Jean Becourt (frances), comparó las indumentarias de ambos equipos y decidió que uno de ellos debía cambiarla por similitud de colores. No había problema pues River accedió sin objeción alguna a ser el Club que cambiara el color de su casaca por su segunda equipación; pero el tema de complicó cuando River se presentó en el campo con la segunda equipación, que era de rayas verticales pero tricolor, lo cual iba a hacer la identificación de los clubes sobre el campo más confusa aún. Según cuentan algunos diarios argentinos de la época, el equipo vasco no accedió en ningún  momento a cambiar su primera equipación por la suplente, lo cual habría simplificado y resuelto el entuerto fácilmente. Así que hubo que buscar otra solución y de forma rápida.

Instantánea del partido
De esa manera, el Club organizador, el Recre, y con el objetivo claro de no retrasar más el comienzo del encuentro, ofreció su casaca titular, la azul y blanca, a River, el cual gustoso accedió a llevarla en esa semifinal frente al Athletic Club de Bilbao. Y así fue como durante 90 minutos River Plate llevó en el pecho el escudo del Recreativo de Huelva, el Decano del fútbol español. Cuentan, incluso, algunos diarios de ultramar que muchos de los jugadores de River confesaron su orgullo por haber vestido la camiseta del Club de fútbol más antiguo de España. Curioso sin duda.

Si bien el resultado fue lo de menos, el cansado y largo viaje de River hasta Huelva le pasó factura. Tras jugar un primer tiempo espectacular, River cayó en la segunda mitad por 3-5.




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada